SEXO EN EL AGUA: LOS TIPS NECESARIOS PARA QUE SALGA BIEN

El sexo en el agua puede ser muy excitante o un desastre total; en este artículo te contamos los trucos para disfrutarlo al máximo y te decimos todo aquello que debes evitar para que tu experiencia no se arruine. ¡Atent@s!

Con las altas temperaturas que nos trae el verano cada vez apetece menos acurrucarte con tu pareja en la cama, esos abrazos que duran toda la noche y el sexo debajo de las sábanas. Pero lo que sí que nos atrae más que nunca en esta época es el sexo en el agua, la combinación perfecta para obtener placer y combatir el calor. O eso creemos…

Seguro que muchos habéis tenido una experiencia acuática que ha resultado ser un fail total. Sigue leyendo para resolver todas tus dudas y reconciliarte con el sexo en el agua.

DÓNDE PRACTICARLO

  • PLAYA O PISCINA

Tener sexo en la playa es una fantasía sexual muy recurrente y seguramente sea vuestra elección si sois una pareja amante del riesgo, ya que existe la posibilidad de que os pillen si lo hacéis en un lugar público. Pese a parecer idílico, debéis tener en cuenta que la arena os puede jugar una mala pasada si se os mete ahí abajo y que el movimiento de las olas puede dificultar la relación sexual. Si en vuestro caso prima más la comodidad, entonces la piscina sería más recomendable.

También debéis tener en mente que tener sexo en la playa o en la piscina supone un riesgo de contraer infecciones debido a las bacterias que habitan en el agua o al propio cloro en contacto con la zona genital.

  • DUCHA

Quizás no sea tan especial como hacerlo en el mar o en la piscina, pero os aseguramos que será mucho más práctico y que lo disfrutaréis igual. Al tratarse de un sitio más íntimo, tendréis más tiempo para recrearos y tener una experiencia sexual completa. Además, ¿hay algo más sexy que enjabonar y acariciar todo su cuerpo bajo el chorro de la ducha?

man and woman in bathtub

NUESTROS CONSEJOS PARA UNA EXPERIENCIA TOP

  • USO DEL CONDÓN

Si el preservativo es el método anticonceptivo que utilizáis habitualmente, debéis saber que presenta una serie de inconvenientes bajo el agua: hay más riesgo de roturas y de que se salga. Por este motivo es importante que se coloque antes de meterse en el agua y con el pene erecto.

  • LUBRICACIÓN

Al contrario de lo que pueda parecer, el agua no ayuda en nada a una buena lubricación, sino más bien al contrario. Esto puede llegar a producir dolor e irritación durante y después del sexo. La recomendación de los expertos para evitar estos problemas es el uso de lubricantes con base de silicona, puesto que los lubricantes de base acuosa anularán su efecto en contacto con el agua.

woman sitting beside pool
  • ALTERNATIVAS A LA PENETRACIÓN

Como ya hemos visto la penetración no es lo más adecuado para una relación sexual en el agua, pero no hay que olvidar que el sexo no se reduce a eso. Bajo el agua podéis jugar con el roce de vuestros cuerpos, las caricias, la masturbación, los besos… De este modo subiréis la temperatura al máximo sin necesidad de que entre en juego la penetración.

¡Esperamos que disfrutéis del sexo más veraniego con nuestros consejos! Sal de la rutina e innova en tus relaciones de la manera más fresquita 😉