SADOMASOQUISMO: TODO LO QUE DEBES SABER SOBRE DOMINACIÓN Y SUMISIÓN

Te enseñamos todo lo que necesitas saber sobre sadomasoquismo, la práctica sexual del momento. Además, te damos los mejores tips para iniciarte en este mundo.

Son buenos tiempos para el sadomasoquismo. Esta tendencia sexual que hasta hace poco era un tabú y algo raro, se ha democratizado en los últimos años gracias a la gran acogida de sagas como ’50 sombras de Grey’ o ‘Pídeme lo que quieras’. Si tienes curiosidad sobre el tema, este artículo resolverá tus dudas.

¿QUÉ ES EL SADOMASOQUISMO?

Se trata de un conjunto de prácticas sexuales en las que se disfruta ejerciendo o recibiendo violencia y agresividad.

Aunque pueda parecer algo relativamente moderno, sus inicios se remontan al siglo XVIII cuando algunos prostíbulos empezaron a iniciarse en este campo. El primero que documentó sobre el sadomasoquismo fue el Marqués de Sade (de ahí el origen de la palabra sadismo). Cuando la gente se hizo eco de las humillaciones y golpes que describía en sus relatos, el Marqués de Sade fue considerado demente y encarcelado.

Si en este momento te estás preguntando por qué a alguien le produciría placer ser golpeado, la respuesta puede tener que ver con el cerebro. Cuando sentimos dolor, el sistema nervioso libera endorfinas y al hacerlo se produce en nosotros una sensación de euforia, igual que con la morfina o la heroína.

DOS ROLES: EL DOMINANTE Y EL SUMISO

Como ya hemos avanzado, existen dos roles en una relación sadomasoquista. El dominante es la persona que toma las riendas mientras que el sumiso es quien se somete a la voluntad del dominante y acepta sus vejaciones.

Generalmente, las personas suelen identificarse con uno u otro papel, pero también pueden ser intercambiables. Si te vas a iniciar en el sadomasoquismo con tu pareja y nunca lo habíais practicado, sería conveniente que probaseis las dos posibilidades para ver cuál es la opción que más os gusta.  Eso sí, antes de iniciar la relación debe quedar claro el rol de cada uno para que no haya confusión.

Chica con hermoso cuerpo delgado con esposas en lencería Foto Premium

CONSEJOS PARA INCIARTE EN EL SADOMASOQUISMO

Ahora que ya conoces lo básico sobre esta modalidad, vamos a darte unos cuantos consejos muy útiles para pasar a la acción.

LAS REGLAS BÁSICAS

Puesto que estamos hablando de una práctica que conlleva agresividad, dolor y humillación es muy importante que tengamos claro que existe un cierto grado de peligro. Por lo tanto, se deben respetar unas normas básicas para que las sesiones nos aporten el placer que buscamos sin llegar a ser desagradables para ninguno de los miembros. ¡Toma nota!

  • CONFIANZA. Es muy importante, ya que durante el tiempo que dure el encuentro sexual el dominante tendrá el control sobre el cuerpo del sumiso e incluso sobre sus acciones. Además, a mayor confianza mayor facilidad para soltaros.
  • CONSENSO. Es esencial que las dos partes estén convencidas de realizar esta práctica. En el sexo es básico que se respeten los límites y los tiempos de cada uno para que ambos disfrutéis al máximo.
  • COMUNICACIÓN. Es muy recomendable que antes de iniciar la práctica decidáis entre los dos qué vais a hacer y qué no, sobre todo al principio. Hablad abiertamente sobre lo que os gustaría y sobre vuestras líneas rojas, así evitaréis malentendidos.
  • PALABRA DE SEGURIDAD. Definitivamente debéis tener una. Servirá para parar la práctica por si en algún momento sentís demasiado dolor o si os incomoda alguna postura o situación.
  • EQUIPACIÓN. Hay infinidad de juguetes y accesorios relacionados con el sadomasoquismo. Por supuesto que no son necesarios, pero desde luego que os servirán para meteros en el papel. Si adquirís nuestro EXTRA PASSION PACK tendréis algunos artículos ideales para vuestra iniciación.
Conjunto de juguetes de una tienda de sexo sobre un fondo oscuro Foto Premium

LAS MEJORES IDEAS PARA EMPEZAR EN EL SADOMASOQUISMO

El sadomasoquismo es un mundo realmente amplio así que, aunque tengáis claro que queréis practicarlo, quizás no tengáis ni idea de por dónde empezar. ¡Tranquilos! Para inspiraros con vuestras primeras sesiones os hemos preparado un listado con las prácticas más light para empezar despacito y con buen pie.

  • AZOTES. Y con esto, no nos referimos a dar alguna nalgada mientras se practica sexo. En el sadomasoquismo, los azotes suelen tomar mucho más protagonismo. Normalmente, el sumiso se pondrá a cuatro patas o estirado sobre las piernas del dominante. Se pueden intercalar los azotes con caricias e ir subiendo la intensidad poco a poco.
  • BONDAGE. Consiste en amarrar a la persona sumisa empleando distintas ataduras y, aunque realmente es todo un arte, se puede adaptar para principiantes. Bastará con que atéis las muñecas, ya sea con esposas, cuerdas o incluso una corbata. Si queréis hacerlo más completo probad lo mismo en los tobillos para conseguir la inmovilización total.
  • PRIVACIÓN DE LOS SENTIDOS. Aquí entraría el hecho de tapar la vista o amordazar a la pareja. Si no tenéis accesorios específicos, podéis emplear algún pañuelo. Es una experiencia muy excitante ya que los demás sentidos se agudizan y así los besos, caricias o azotes de tu compañero se sentirán mucho más. ¿Queréis ir más allá? Entonces combinad esta práctica con bondage de manera que el sumiso quede totalmente a merced del dominante.
person in black stockings with black leather strap bracelet

Esperamos que este artículo os haya servido y que haya despertado el sumiso o dominante que hay en vosotros. Tomad nota de nuestras recomendaciones y echadle imaginación a vuestras sesiones de sadomasoquismo, ¡así el sexo es mucho más divertido!