ESTIMULACIÓN MASCULINA: SUS ZONAS ERÓGENAS Y LOS SECRETOS PARA DESPERTAR SU DESEO SEXUAL

Cada persona es diferente y no a todos nos excita lo mismo. Seguramente te haya pasado que lo que le encantaba a tu anterior pareja sexual no le gusta a tu actual compañero. Por eso hemos recopilado todas las zonas erógenas y los secretos de la excitación masculina en este artículo para que tengas un abanico muy amplio de posibilidades. ¡Vuestras relaciones sexuales serán mucho más placenteras con estos trucos!

Existe la creencia de que excitar a un hombre es bastante sencillo, pero muchas veces no es así. Tanto hombres como mujeres tenemos momentos en los que nuestras condiciones físicas o psicológicas no son las óptimas para excitarnos. ¿Es posible encender la chispa cuando ciertos factores externos como el estrés no nos dejan? ¡Te enseñamos cómo!

HAY VIDA MÁS ALLÁ DEL PENE

Solemos caer en el error de pensar que lo único que necesitamos para dar placer a un hombre es centrarnos en sus genitales. Esto no es así, pues su cuerpo está repleto de otras zonas erógenas que pueden servir para calentar motores antes de llegar al pene y es muy importante conocerlas.

Debemos tener en mente que los preliminares también son para ellos, ya veréis que tomaros más tiempo para jugar y explorar vuestros cuerpos enriquecerá muchísimo la relación sexual. ¡Os divertiréis más e incrementaréis el placer de ambos!

ZONAS ERÓGENAS NO GENITALES MÁS HABITUALES

  • LAS OREJAS

Para la mayoría esta zona es altamente sensible y produce mucho placer. Presta especial atención al cartílago, la parte de los oídos que más terminaciones nerviosas alberga. Antes de empezar a chupar y mordisquear esta zona, exhala para que note el aire caliente en su oreja. Se estremecerá de placer.

  • EL CUELLO

Una de las zonas erógenas más conocidas y habituales. Besos, lametones, mordisquitos, caricias… ¡Todo vale para aumentar su placer! Las partes más sensibles para ellos son la clavícula y la nuca, donde empieza el cabello.

  • EL PECHO

Aunque pensemos que es una zona erógena femenina, a ellos también les encanta que les acaricien y les besen esta parte del cuerpo. Dedícale un buen rato a su torso y hazle esperar para lo que viene después, lo cogerá con más ganas.

¿Y los pezones? En esto hay variedad de opiniones. Algunos hombres los tienen muy sensibles, mientras que a otros no les gusta que se los toquen. Por eso nuestra recomendación es ir despacio. Acarícialos o bésalos suavemente para ver su respuesta. Si la sensación es buena, prueba a apretarlos cuando llegue al orgasmo para subir aún más la intensidad.

  • EL CABELLO

Además de una fuente de placer, resulta muy relajante. El cuero cabelludo tiene muchas terminaciones nerviosas. Estimúlalo con caricias o un suave masaje. Estos últimos en cualquier parte del cuerpo también son una excelente manera de calentar el ambiente antes del sexo.

  • LAS MANOS Y LOS PIES

Usamos mucho las manos durante las relaciones sexuales para masturbar, agarrar, acariciar… Pero se nos olvida que las manos en sí mismas también son fuente de placer. Lo que hagas con los dedos de sus manos le transportará a la estimulación de su pene, lo cual le excitará muchísimo. Así que no te cortes y acarícialos, lámelos y métetelos en la boca.

Los pies, por su parte, no son plato de buen gusto para todos. Si a ti no te importa darles cariño, debes saber que un masaje en esta zona aliviará muchas tensiones.

  • LAS NALGAS

A muchos les fascina que su pareja estimule esta zona. ¿Cómo hacerlo? Agárralas y amásalas, dales pequeños mordiscos… ¡Ambos lo disfrutaréis!

ZONAS ERÓGENAS GENITALES

Después de explorar las zonas erógenas no genitales del hombre vamos a ponernos manos a la obra con el área genital. Aquí no hay que limitarse al pene, sino descubrir otros puntos que también son extremadamente placenteros para ellos.

  • EL PERINEO

Es la zona que se encuentra entre los testículos y el ano, justo debajo del escroto. Su estimulación normalmente resulta muy excitante porque está cerca de la glándula de la próstata. Presiona suavemente esta zona con tus dedos o con tu lengua.

  • EL FRENILLO

Es una franja estrecha de piel que conecta la cabeza con el tronco del pene y es una extraordinario fuente de placer. Estimúlalo con las manos o con la lengua con cuidado, pues es una zona muy sensible.

  • EL ESCROTO

Los testículos son muy sensibles, en especial la línea que separa uno del otro. Recorre esta zona con tus dedos, tu boca o con algún complemento erótico como un vibrador o masajeador. ¡Se volverá loco!

  • EL PUNTO P

Este tan placentero pero desconocido para muchos se encuentra en la próstata, una glándula ubicado debajo de la vejiga. Para estimular esta zona deberás introducir tus dedos unos 3-5 centímetros en el ano. Cuando notes una pequeña bola, habrás dado con la próstata. Es muy recomendable estimular esta zona cuando tu pareja esté llegando al orgasmo. Las sensaciones que se experimentan con la doble estimulación del pene y la próstata son increíbles.

Si te pica la curiosidad y quieres saber más sobre el sexo anal, no te pierdas nuestra guía para principiantes.

  • EL GLANDE

Cuando estés masturbando o haciéndole una felación a tu pareja pon especial atención a esta zona. Es donde se concentran la mayor parte de terminaciones nerviosas del pene, ¡nada menos que 4.000!

TRUCOS PARA AUMENTAR SU EXCITACIÓN

Al principio la mayoría de las relaciones se caracterizan por su fogosidad, pero a medida que va pasando el tiempo y la monotonía empieza a causar efecto, es necesario buscar formas de sorprender e innovar en el sexo para que no se vuelva aburrido. A veces solamente se necesita echarle ganas y pequeños truquitos como estos:

  • Estímulos visuales. Los hombres se excitan mucho a través del sentido de la vista, por lo que le encantará que le hagas un striptease o un baile sensual. ¡Saca tu lado más salvaje!
  • Compartid vuestras fantasías. Háblale de lo que más te gusta que te haga, de tus fantasías sexuales más ocultas, de lo que te imaginas haciendo con él… De esta conversación sacaréis muchas ideas para poner en práctica, ¡además de caldear el ambiente en un momento!
  • Alarga el juego previo. Con la larga lista de zonas erógenas que os hemos proporcionado tendréis preliminares para rato, así que disfrutadlos y alargadlos lo máximo posible. Veréis como el placer y vuestra conexión se incrementan con este ejercicio.
  • Juegos eróticos. Incluir todo tipo de accesorios o juegos eróticos en vuestras relaciones hará que la calidad de vuestros encuentros sexuales se vea multiplicada. Si no te decides por uno, ¡haz nuestro test para saber qué juego se adapta mejor a vuestra relación!

Nuestro mejor consejo es que experimentéis y probéis cosas nuevas sin tapujos, solamente así llegaréis a conocer qué es lo que realmente os gusta a cada uno. No tengáis miedo de equivocaros, pues estáis aprendiendo el uno del otro y fortaleciendo así la relación. Además, el factor sorpresa y la novedad os ayudarán a mantener la llama tan viva como el primer día.