CÓMO AUMENTAR EL DESEO SEXUAL

Es normal que en algún momento experimentemos una disminución del deseo sexual. Esto no es un problema, pero si te afecta a nivel personal o en tu relación de pareja, existen muchas soluciones que te enseñamos en este artículo.

Una persona acostado en una cama

Descripción generada automáticamente

La falta de deseo sexual puede producirse por muchos factores: baja autoestima, estrés, ansiedad, toma de algunos fármacos… Sin embargo, en el contexto de la pareja es muy habitual que se produzca simplemente por rutina sexual.

Al principio de una relación, nuestra energía sexual está por las nubes debido a las sustancias químicas que genera nuestro cuerpo y los altos niveles de dopamina que liberamos al tener una nueva pareja sexual. Con el paso del tiempo, estos niveles se regulan y el deseo erótico va desapareciendo poco a poco. Sin embargo, está en nuestras manos recuperar el deseo perdido si tenemos voluntad y ganas de experimentar y evolucionar.

Te damos unos consejos para que volváis a desearos el uno al otro como al principio.

  1. SED CREATIVOS EN VUESTRAS RELACIONES Y EXPLORAD VUESTRAS FANTASÍAS

Es el primer paso que tenéis que dar para no terminar cansándoos el uno del otro. Así como decíamos que una pareja nueva nos activa sexualmente, también sucede algo parecido cuando experimentamos nuevas sensaciones y juegos en la cama con nuestra pareja.

Hoy en día tenemos a nuestro alcance infinidad de elementos eróticos que nos permiten innovar y redescubrir la sexualidad: disfraces, geles lubricantes, succionadores y muchísimas cosas más. Todo lo que nos aporte novedad en las relaciones nos permitirá mantener y estimular nuestro deseo sexual.

Y si queréis ir más allá y explorar un montón de prácticas sexuales innovadoras y divertidas, no os perdáis nuestra experiencia erótica ABCSEX, que incluye más de 25 retos para que vuestras relaciones sean de todo menos aburridas.

Mujer sentada en una cama

Descripción generada automáticamente con confianza media
  1. SEDUCÍOS Y SORPRENDÉOS MUTUAMENTE

Aunque vuestra relación ya esté más que asentada, no debéis perder las ganas de gustar y de sorprender a la otra persona. Las parejas más felices y satisfechas son aquellas que trabajan por mantener viva la llama del amor y que no descuidan ni dan por sentada su relación.

Así pues, sorprende a tu pareja con gestos y detalles que no se espere, como regalarle unas flores un día cualquiera o prepararle una cena romántica en casa para salir de la rutina. ¿Quieres algo más picante? Entonces échale un vistazo a esta guía para hacerle un striptease a tu pareja.

  1. COMUNICACIÓN: HACÉOS SABER LO QUE SENTÍS

Es importante comunicar lo que sentimos a nuestra pareja, tanto lo bueno como lo malo. Si notas que vuestras relaciones sexuales ya no son lo que eran debes hablarlo abiertamente con tu pareja para buscar una solución conjuntamente. Hazlo de una manera cooperativa y amable, evitando los reproches y escogiendo el momento adecuado para dialogar tranquilamente.

Asimismo, procura comunicar también todo aquello que te gusta y que te hace sentir especial sobre vuestra relación. Reconocer todas las cosas positivas reforzará vuestro vínculo. 

Mujer sentada frente a una mesa con comida

Descripción generada automáticamente con confianza media
  1. DADLE EL TIEMPO QUE SE MERECE AL SEXO Y AUMENTAD LOS ESTÍMULOS

La falta de estímulos está directamente relacionada con la disminución del deseo sexual. Esto suele producirse cuando no le dedicamos el tiempo necesario al sexo ya sea por las vidas ajetreadas que llevamos, porque solo nos centramos en alcanzar el orgasmo, o por cualquier otro motivo.

Debemos ver el sexo como un proceso donde cada fase es importante, no como un trámite para llegar a un fin (el orgasmo). Para ello, es muy importante que estimulemos el cerebro, que es el órgano sexual más importante que tenemos. ¿Cómo lo hacemos? Podemos alimentar nuestras fantasías viendo una película erótica en pareja, con una larga sesión de caricias y besos, incluso simplemente hablando de nuestras fantasías y deseos sexuales con nuestra pareja.

  1. DAOS EL ESPACIO NECESARIO Y AUMENTARÉIS LAS GANAS QUE TENÉIS EL UNO DEL OTRO

Tan importante como pasar tiempo en pareja es dedicarse tiempo a uno mismo y a otras facetas de vuestras vidas. En especial si vivís juntos y trabajáis desde casa, es muy positivo que toméis un tiempo para desconectar el uno del otro y desarrollaros a nivel individual. De esta manera evitaréis agobiaros y os echaréis de menos, lo cual es muy positivo para que aumente el deseo sexual. Podéis aprovechar para hacer ejercicio en solitario, hacer algún plan con amigos por separado o dedicar tiempo a vuestra afición favorita.

Además de esto, os recomendamos encontrar un momento para masturbaros. Al contrario de lo que puede parecer, esta práctica no hará que disminuya vuestro deseo sexual, sino que lo aumentará. No debemos ver la masturbación como un sustito del sexo en pareja, sino como una práctica en sí misma. Masturbaros os ayudará a conocer mejor vuestras zonas de placer y a aumentar vuestra autoestima. 

Hombre acostado en una cama

Descripción generada automáticamente con confianza media
  1. NO DUDÉIS EN ACUDIR A UN ESPECIALISTA SI NO LOGRÁIS MEJORAR LA SITUACIÓN

Nuestro deseo sexual puede estar condicionado por alguna causa emocional o psicológica que deba ser tratada por un especialista. Como hemos comentado anteriormente, el órgano sexual más importante es el cerebro. Un profesional de la sexología nos ayudará a abrirnos los ojos y a encontrar el camino para que nuestro deseo sexual vuelva a ser el de antes. Pedir ayuda cuando la necesitamos es algo totalmente normal y positivo para nuestro desarrollo.

Si notas que tu deseo sexual está bajo mínimos y quieres cambiar esa situación no dudes en poner en práctica estos consejos. ¡No te conformes y vuelve a disfrutar del sexo como antes!