A FONDO: TE ENSEÑAMOS TODO SOBRE EL ORGASMO FEMENINO

¿Cómo sé si he tenido un orgasmo? ¿Existe la multiorgasmia? ¿Cuál es el mejor modo de conseguir llegar al orgasmo? Si tú también te haces estas preguntas no te puedes perder este artículo, ¡resolvemos todas tus dudas!

 

La poca educación sexual que recibimos, lo que nos enseña la industria pornográfica y el hecho de que la sexualidad femenina haya sido un tabú durante muchos años nos ha llevado a un escenario en el que la mayor parte de la población desconoce los órganos sexuales femeninos y cómo tratarlos.

Por suerte cada vez podemos encontrar más información en plataformas digitales y parece que poco a poco la sociedad empieza a darle el valor que tiene al placer de la mujer. Si quieres saberlo todo sobre el orgasmo femenino, ¡sigue leyendo!

Qué es un orgasmo y cómo reconocerlo

Todos sabemos que el orgasmo es la culminación de la relación sexual, tanto para ellos como para ellas. Ahora bien, antes de llegar a este momento el cuerpo femenino experimenta distintos cambios y sensaciones que es interesante saber identificar.

El primer estado es la excitación, la cual se debe conseguir mediante los famosos preliminares. En esta fase el flujo sanguíneo aumenta y la vagina se alarga. A simple vista, podemos observar cómo el clítoris se hincha, la vagina se lubrica, la temperatura y el pulso aumentan y los pezones se endurecen.

Cuando se produce el orgasmo femenino, lo que sucede en el cuerpo de la mujer es que la pared vaginal, el útero y los esfínteres se contraen fuerte y rítmicamente. Generalmente, se experimentan entre 10 a 15 contracciones que pueden durar desde unos segundos hasta un minuto. La intensidad es más alta durante las contracciones iniciales y va disminuyendo progresivamente.

Estos espasmos suelen ir acompañados de contracciones en las extremidades y el resto del cuerpo, por lo que esta sería la forma más evidente de detectar el orgasmo. También se puede experimentar sudoración y piel de gallina cuando llega este momento.

¿Existen distintos tipos de orgasmos?

Nos han contado muchas veces que existen distintos tipos de orgasmos, el vaginal y el clitoriano para ser más exactos. Esta es la primera gran mentira que queremos desmontar en este artículo, pues orgasmo no hay más que uno.

Sí que es cierto que existen distintas vías para llegar al orgasmo, pero el camino que escojas no influirá en la calidad de tu orgasmo. Cada mujer es un mundo y a cada una le excitan cosas distintas, ¡incluso hay chicas que afirman llegar al clímax solamente estimulando sus pezones!

Queremos dejar claro que si en tu caso no logras alcanzar el orgasmo únicamente con penetración no pasa nada, de hecho, es el caso de la mayoría de las mujeres. Además, estudios científicos afirman que el “orgasmo vaginal” se produce también por la estimulación indirecta del clítoris.

Mujer en bragas con gerbera

Trucos para llegar al orgasmo

Lamentablemente a muchas mujeres les cuesta experimentar el orgasmo con facilidad, ya sea sola o en pareja. Los datos de una encuesta realizada por una conocida marca de vibradores determinaron que el 74% de las mujeres llegaban al orgasmo con la masturbación y tan solo el 46% cuando mantenían relaciones sexuales. Ante estas preocupantes cifras, queremos compartir unos cuantos consejos para que llegar al orgasmo sea una tarea más sencilla.

  • Conocerse a uno mismo. Para estimular tu vagina adecuadamente o enseñarle a tu pareja cómo quieres que lo haga debes saber dónde se encuentra el clítoris, qué tamaño tiene, cómo son los labios menores y mayores… De esta forma, sabrás dónde tocar cuando quieras pasar a la acción. Si quieres inspeccionar tu propia vagina, lo mejor es colocarte sentada delante de un espejo. También debes conocer qué es lo que te gusta y para ello lo mejor es que pruebes distintas técnicas de masturbación, distintas posturas con tu pareja… Experimentar es la clave.
  • Alto nivel de excitación. No debemos pensar que conseguiremos un orgasmo saltándonos los pasos previos y por eso siempre le damos tanta importancia a los preliminares. En esta fase debes tomarte tu tiempo ya sea con besos, caricias u otro tipo de estimulación para conseguir una buena lubricación. Si pese a ello necesitas ayuda externa, utiliza algún lubricante.
Sensual apasionada pareja besándose haciendo el amor, disfrutando los juegos previos en la cama
  • No obsesionarte. Aunque pueda parecer contradictorio, lo mejor para lograr el orgasmo es simplemente no pensar en ello. Si te preocupa no experimentarlo y durante el acto no dejas de comerte la cabeza, no llegarás al estado de relajación y disfrute que se necesita para que se haga realidad. Así que nuestro consejo es dejarse llevar por las sensaciones y el placer que te provocan los estímulos que estás recibiendo.

Por último, es importante remarcar que el orgasmo es un fenómeno cerebral, así que, si después de probar todas las maneras y todos los trucos para conseguirlo te es imposible, quizás se deba a algún factor psicológico. Por eso, nuestro consejo sería que consultes con un sexólogo para que pueda tratar tu problema adecuadamente.

Los mitos sobre el orgasmo femenino

“Si te masturbas mucho te costará más llegar al orgasmo en pareja”

Todo lo contrario. Masturbarse es beneficioso para conocer el propio cuerpo y lo que más te gusta. De esta forma, te será mucho más fácil guiar a tu pareja en sus movimientos para alcanzar el orgasmo juntos.

“Si el pene es más grande te será más fácil llegar al orgasmo”

Totalmente falso. Como ya hemos dicho, el principal elemento que nos dará placer es el clítoris, el cual es estimulable independientemente del tamaño del pene. No vamos a negar que el tamaño es importante, pero un pene más grande no es sinónimo de más placer. La forma y dimensiones de la vagina son distintas para cada mujer, así que lo importante es que exista un buen encaje entre los dos.

Mujer feliz mirando al hombre desnudo. chica enfocada, el hombre está borroso Foto Premium

“Todas las mujeres son multiorgásmicas”

Verdadero. Los hombres después de llegar al orgasmo pasan por un periodo refractario (unos 30 minutos más o menos), mientras que las mujeres no. Para ellas es mucho más fácil tener múltiples orgasmos en un mismo encuentro, siempre y cuando sepan controlarlos. Si bien es cierto que cuando tienes un orgasmo muy intenso te costará tener un segundo.

Esperamos que hayas aprendido más sobre el placer femenino y que pongas en práctica todos los trucos. ¡Felices orgasmos!